Cold Brew

Más que un café frío

Para los amantes del café, las diferentes formas de prepararlo son todo un arte, desde un café tradicional en cafetera hasta una infusión con más tiempo de elaboración. Las técnicas varían y los sabores cambian, pero hay una que ha marcado tendencia en los últimos años: el famoso cold brew.

Modo de preparación

La magia detrás del cold brew

El proceso para preparar un cold brew es como lo dice su nombre, en frío. Se trata de una infusión de granos de café en agua fría o temperatura ambiente durante un periodo de 12 a 24 horas. Esta técnica transmite las propiedades del grano al agua, dejando un concentrado lleno de matices y sabores intensos.

Diferencia con el café en caliente

Cold brew vs Café convencional

Más cafeína por su modo de infusión / Menos amargo por el método de extracción / Olor más intenso / Resaltan los aromas solubles en aceite / Notas de sabor más dulces / Sabor menos ácido.

Características

Datos Coold

Puede beberse tanto en frío como en caliente / No es necesario añadir azúcar o algún endulzante / Puede acompañarse con leche y hielos / No es necesaria una cafetera para su preparación / Fácil de preparar / Puede mantenerse refrigerado hasta por 14 días.

¿Cómo preparar tu Emblema Cold Brew?

Ingredientes:
  • 1 taza de tu sabor favorito de Emblema Cold Brew
  • 750 ml de agua
  • 15 ml de leche
  • Endulzante (opcional)
  • Hielo

Preparación:
Paso 1
Muele el café en un molino.


Paso 2
Coloca el café molido en la jarra y agrega el agua.


Paso 3
Revuelve para integrar todo y refrigera de 18 a 24 hrs.


Paso 4
Drena el café concentrado.


Paso 5
Coloca el concentrado en un vaso y agrega la leche.


Paso 6
Agrega endulzante al gusto, un par de hielos y disfruta.